Skip navigation

Segunda entrega de sobre la Ley Antitabaco. En esta ocasión quiero hablar de algunos mitos, errores y posibles fraudes.

Los hosteleros  perderán clientes

Muchos hosteleros se quejan de pérdidas de ingresos por perdida de clientes. Falso.

De la misma forma que nadie dejó de ir a trabajar cuando hace 5 años se prohibió fumar en los centros de trabajo (negocio), ninguna persona dejará de de visitar sus lugares de entretenimiento (ocio). Influye más la crisis económica que la prohibición de fumar. Tras un impacto inicial normal de bajada de clientes, éstos volverán de nuevo en muy breve plazo a los mismos lugares de entretenimiento, porque:

– Las personas no se reúnen para fumar, se reúnen para hablar, para jugar, para ver el fútbol en la televisión, para relacionarse en definitiva. Y nadie renuncia a relacionarse por un cigarrillo, que se pueden fumar a 10 metros de distancia.

– No hay alternativas para hacer lo mismo y que además se pueda fumar. Grave error de la legislación anterior permitiendo fumar en unos recintos sí (los pequeños), y en otros no (los grandes salvo que hicieran una importante inversión). Salvo que la reunión se haga en un domicilio privado.

No conozco a nadie que se vaya a abonar a las plataformas de pago que emiten el fútbol por televisión por no bajar al bar de siempre con los amigos, por el hecho de que no se le permita fumar dentro.

Por otro lado, los fumadores deben salir a la puerta del bar o restaurante a fumar (si no hay terraza). Cada vez que se sale y se entra cuenta como un cliente distinto, y en un alto porcentaje vuelven a pedir una nueva consumición, ya que se suele salir sin copa. Es lo que se conoce como “rotación”. Los fumadores van a consumir más que los no fumadores que nos apoltronamos con una bebida más tiempo.

Prohibir fumar coarta mi libertad

Falso. No hay ningna persona fumadora que se encienda un cigarro en una gasolinera. ¿Por qué? Sencillamente por seguridad; todo el mundo sabe que la acumulación de gases inflamables o líquidos puede provocar una explosión. En ese caso no alegan falta libertad o esgrimen un derecho inexistente (la gente se inventa unos derechos…). Símplemente esperan a alejarse del riesgo.

En un bar o restaurante también hay riesgo, en este caso para la Salud de los fumadores pasivos, pero claro, es un riesgo ajeno… (el riesgo propio aquí no se ve). De ahí que se deba restringir esa libertad de fumar. No se ha prohibido el tabaco, sólo se ha limitado las zonas donde se puede fumar con mucho menor riesgo para la población

El fraude de los Clubs de Funadores

Hecha la ley, hecha la trampa. Hay bares y restaurantes que se van a transformar en Clubs de Fumadores, asociaciones gastronómicas privadas, etc. para burlar la ley.

Cuando pensamos en un Club de Fumadores nos viene a la cabeza los selectos clubes británicos del siglo XIX que frecuenta Phileas Fogg en “La Vuelta al Mundo en 80 días”.

No dudo de que existan verdaderos clubes de fumadores, pero la gran mayoría que se constituyan ahora son establecimientos para burlar la Ley, lo que supone un fraude de Ley.

¿Qué van a mirar los inspectores para sancionar o no un establecimiento donde se fuma? Van a mirar si es una Asociación legalmente constituida y si todos los presentes son socios (figuran en el libro de socios y ojo que no haya menores), si el local tiene licencia municipal de apertura como bar o restaurante, si están dados de alta en Hacienda como local de hostelería, en caso de sociedades mercantiles si están dadas de alta en el Impuesto de Sociedades en el régimen especial de entidades parcialmente exentas (régimen habitual de las asociaciones), si el contrato de electricidad, agua, alquiler, teléfono, etc. están a nombre de la Asociación, si los trabajadores están contratados por la Asociación o por la empresa, si las máquinas recreativas están a nombre de la asociación, de quién es la titularidad de los bienes amortizables que aparecen en contabilidad,… vamos que se puede detectar el fraude de forma sencilla.

¿Merece la pena burlar la ley?

En qué falla la nueva Ley

1.- No se concretan los planes de prevención del tabaquismo, ni los planes para los quieren dejarlo lo puedan hacer de forma gratuita y con la garantía de los Servicios Públicos de Salud. No hay dotación presupuestarias… Son meras declaraciones de intenciones para “quedar bien”, pero no para solucionar un problema.

2.- Si lo que se pretende es proteger a la infancia y juventud, ¿por qué se permite fumar en estadios de fútbol (y en plazas de toros) cuando hay que aguantar a un fumador junto a uno durante más de 2 horas? Está prohibido fumar en todos los recintos deportivos menos en los estadios de fútbol. No hay “aire libre” cuando hay  4 personas en un metro cuadrado. En los pabellones deportivos, se permite salir al exterior en el descanso para fumar, ¿por qué no se establece un sistema similar en los estadios de fútbol?

3.- Aquellas empresas de hostelería que han realizado una importante inversión durante estos últimos 5 años, incluso solicitando financiación para ello, han resultado totalmente perjudicados. La norma no establece las compensaciones como pudieran ser permitir amortizaciones aceleradas, deducciones en el impuesto de sociedades, reducción en los módulos de IVA e IRPF para las personas físicas u otras medidas que se pudieran adoptar.

Anuncios

One Comment

  1. Coincido en tus argumentos. Esta reforma de la ley está dando mucho que hablar y provocando “insumisiones”. Ya veremos cómo acaba todo. Yo también dediqué un post recientemente a este hecho.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: